Páginas

jueves, 23 de junio de 2016

Patreon: otra locura nuestra sin marcha atrás

No hay nada más "peligroso" que una locura hecha realidad. Bueno sí: un imposible hecho posible. Quizás ni lo uno era una locura ni lo otro un imposible. Quizás resulta simplemente que algunos nos hemos vuelto sordos a las advertencias ajenas de cordura. Es entonces cuando te vuelves adicto a esa deliciosa sordera. Y afortunadamente, desaparece la  marcha atrás.
¿Cómo dar marcha atrás cuando reduces sueldo y horario, y la vida te recompensa con libertad, disfrute de tus dones e incluso más capacidad de ahorro? ¿Cómo dar marcha atrás cuando inesperadamente publicamos un libro en familia y se vuelve un éxito, sin buscarlo ni quererlo? ¿Cómo va a haber marcha atrás si la prensa, la radio y la televisión se vuelcan en conocer ese mundo diferente para vivir, cuando pensábamos que estábamos solos en esa búsqueda? ¿Cómo podrías dejarlo, si te tiras al vacío del "deja lo que puedas, coge lo que necesitas" y la magia de la conciencia hace que la solidaridad se triplique incluso en euros contantes y sonantes? Sería una irresponsabilidad parar. Por eso sabemos que es una senda de no-retorno, cuyo final es impredecible. Pero el final es lo de menos. Esto va de caminos, no de metas.
Dice nuestro gran amigo Xavi, con razón, que hay tres males que nos aquejan como especie humana: la inercia que nos hace creer que la vida funciona siempre de la misma forma y para todos igual; la ceguera de pensar que sólo es real y posible lo que alcanza a ver nuestra miope visión de la realidad; y la esclavitud, que nos ata a los mismos hábitos, a los mismos círculos, a los mismos errores, y a las mismas decisiones de siempre. En estas últimas semanas bastantes personas nos han expresado que nuestro don como familia, va precisamente de eso: de evolucionar frente a esa inercia, de superar esa ceguera, de liberarnos de algunos grilletes, y de tener capacidad para compartir y difundir nuestro proceso.
No sabemos si efectivamente será ése nuestro don, pero lo cierto es que sí es ése el camino que hemos emprendido. Y por suerte, cada vez hay más posibilidades de explorar y hacer fructificar posibles dones y talentos, como ése. Patreon es uno de ellos. Es una plataforma o comunidad de internet que permita que personas con dones y talentos como la pintura, la música o el vídeo, entre otros muchos, puedan recabar apoyos de otras muchas personas y dedicarse a desarrollar sus dones, en lugar de dedicar su tiempo a un trabajo alienante. Es importante buscar medios para que los dones sigan creciendo, y no sean engullidos por el "día a día". Pero el don que nos atribuyen como familia no se alimenta de dinero, ni lo buscamos como familia. Se alimenta de relaciones y del propio impulso de un mundo diferente para vivir. Por eso, hemos hecho la "locura" de darle la vuelta a Patreon, y no recaudamos dinero para nosotros sino para que fluya hacia otros. Hemos creado un perfil en Patreon para que la gente pueda disfrutar de ese posible don nuestro, si lo hay, abriéndolo a otras formas de expresión. Hasta ahora lo que compartíamos lo hacíamos mediante posts o mediante el libro recién publicado. Ahora nos abrimos a hacerlo por vídeo u otras formas que se nos irán ocurriendo.
Si te apetece hacerte cómplice de este impulso de dones y de un mundo diferente para vivir, y aún no encuentras la forma o el tiempo para hacerlo, quizás unirte a nuestro Patreon pueda ser un buen comienzo. Entra en nuestro perfil Patreon recién creado, lee de qué va toda esta historia, y únete (*). Con ello estrecharemos los lazos de relación compartiendo lo que creemos durante nuestra aventura. Y todo lo que se recaude mensualmente irá destinado a proyectos solidarios que impulsan ese nuevo mundo. Al ser una plataforma mundial, se expresa en dólares, y puedes aportar desde 1$ hasta 500$ al mes. Sea lo que sea será un regalo maravilloso, un gran don para seguir impulsando dones. De entrada nos planteamos el objetivo de lograr incorporar a la Casa de Acogida de Alozaina a dos personas más, y con ello regalarles una segunda oportunidad en la vida a dos personas al filo del precipicio. Posteriormente, a medida que consigamos más objetivos, iremos definiendo con vosotros qué proyectos e iniciativas impulsar. Colocaremos el dinero donde debe estar: al servicio de los dones y de las relaciones entre las personas. E incluso si quieres participar en nuestro Patreon, ¡encantados! Hemos pensado en traducir lo que escribimos también al inglés para conectar con muchas más personas, y nos vendría de maravilla apoyo para traducir al inglés y para editar los posibles vídeos que vayamos haciendo.
¿Qué si puede fracasar esto? ¡Claro! Aunque algunos penséis lo contrario, no todo lo que emprendemos funciona. No nos aferramos a ningún objetivo o resultado. Ni tenemos prisa en lo que deba alcanzarse. De lo que se trata es de no tener miedo al fracaso, y emprender el camino, abriéndonos a las enseñanzas y a los encuentros que cada aventura nos depara. ¡Y siempre hay enseñanzas maravillosas y preciosos encuentros! Por eso nos subimos a todos los trenes que pasan por nuestra puerta, y siempre nos han mostrado bellísimos paisajes, lleguen a donde lleguen. Nos aguardan momentos únicos de mestizaje y encuentro en este nuevo periplo con Patreon. Nos encantaría contar con tu complicidad. ¡Únete!

****************************************************
Para unirte a nuestro perfil de Patreon:
-Entra en https://www.patreon.com/familiade3hijos y pincha sobre "Why Familia de 3 hijos is on Patreon" para que se despliegue el contenido de la página.
-Pulsa en el botón rojo de "Become a Patron"
-Selecciona la opción de aportación que más te interesa, de 1$ a 500$, mirando las recompensas simbólicas que cada opción prevé, y pulsa el botón rojo de "Continue"
-Te pedirá registrarte, lógicamente, en la plataforma. Puedes hacerlo con tu facebook y un simple correo electrónico.
-Y posteriormente sólo falta confirmar la aportación con los datos de pago (paypal o tu tarjeta) para gestionar la aportación.

martes, 14 de junio de 2016

A gusto de todos

Algunos estamos programados para agradar a los demás. Es la forma en la que, inconscientemente, buscamos el cariño y la aceptación ajena desde pequeños. Pero sin consciencia en ese proceso, nos volvemos esclavos del "qué dirán". Por eso, en mi caso particular, aprender a decir "NO" y aprender a contrariar fue uno de los principales hitos de mi proceso de liberación personal.
Por eso, este baño de popularidad que estamos teniendo estas semanas también trae sus enseñanzas debajo del brazo. El libro, las entrevistas, los artículos y ahora el reportaje en Televisión Española nos han señalado públicamente. Durante toda esta semana varios profesores y compañeros de los niños, la frutera, los vecinos y algún desconocido por la calle nos ha parado a alguno de los cinco para decirnos que nos vio en la "tele". Y casi siempre nos felicitan, aunque el objetivo de todo esto no sea la felicitación, que a fin de cuentas no hace sino alimentar nuestro ego. Más bien esa felicitación es el precio que debemos pagar frente a nuestra preferencia por el anonimato. Pero "a lo hecho pecho".
Salir del armario implica una exposición pública tremenda. Todos se sienten legitimados a opinar, a juzgar y a proponernos su visión. Que si en el libro hay capítulos muy largos o muy cortos, que si cómo da cobertura Televisión Española a dos funcionarios con reducción de jornada, que si lo nuestro es veganismo o flexi-vegetarianismo... Pero nosotros no queremos imponer nada a nadie. Ni siquiera aspiramos a que nadie nos siga o nos imite. Sólo queremos compartir nuestra forma de ver la vida, y conectar con otros buscadores de un "mundo diferente para vivir". Nada más y nada menos. Pero un posicionamiento, sea el que sea, siempre va a generar adeptos y detractores. Y pretender el 100% de adhesiones es tarea no sólo quimérica sino absurda. Que se lo digan a Luther King o Gandhi: por muy universal que fue su sabiduría y enseñanza, acabaron como acabaron por posicionarse y generar con ello malestar, resentimiento e incluso odio en algunos. Por eso todo esto supone una enseñanza para mí, que inconscientemente siempre busco el beneplácito general.
Salir en un reportaje ante millones de espectadores genera detractores. Escribir un libro sobre los aprendizajes familiares ante la vida genera detractores. Abrir la boca clamando justicia ante incumplimientos políticos genera detractores. Posicionarte ante las mejoras necesarias en tu trabajo o en la Administración genera detractores. Incluso posicionarte de determinada forma en actuaciones solidarias genera detractores e incluso vetos.
No podemos gustarle a todo el mundo. De eso va la vida: de saber que estamos en distintos momentos evolutivos, y a pesar de ello, aceptamos e incluso amamos a aquéllos que nos rechazan. Especialmente si te planteas ser verdaderamente libre. Por lo tanto, ¡que llueva! Eso sí, como debe ser: nunca a gusto de todos.

miércoles, 8 de junio de 2016

Reportaje de nuestra familia en Televisión Española

El pasado martes 7 de junio de 2016 el programa "Comando Actualidad" de TVE1 emitió un reportaje sobre los hábitos de consumo y los proyectos colaborativos de nuestra familia. Se pusieron en contacto con nosotros a raíz de la publicación de nuestro libro y por nuestro blog. Dos grandes profesionales, Julia y Luis, pasaron todo un día con nosotros. Pudieron grabar la mitad de las distintas escenas que nos planteamos: nada menos que 3 horas de grabación que, finalmente se han quedado en 12 minutos. Han quedado fuera, por falta de tiempo, bellos proyectos e iniciativas como ADAPA, O Couso, la educación colaborativa y holística de Meme, la campaña en CHANGE... No sabemos si el reportaje es representativo de lo que somos o del "mundo diferente para vivir" que buscamos, pero aporta algunas pinceladas.


miércoles, 1 de junio de 2016

No arriesgarse

Pensé que nos quedaban pocas cosas que probar o que vivir como pareja. También pensé que cuando uno envejece se vuelve más conservador y timorato. Craso error. Me alegro de haberme equivocado en ambas cosas.
Nunca habíamos compartido lo de dar una conferencia los dos juntos. Lo hicimos este viernes en la Universidad de Málaga, ante familias de la asociación ASA. Reconozco que iba tenso y algo preocupado. Es lo que me suele pasar cuando no conozco al interlocutor y pienso que se va a aburrir o le va a parecer muy alejado o rompedor lo que vamos a compartir. Pero no. Era una charla muy poco convencional, y en pocos minutos, y tras un cuento y un juego con globos, todos estábamos hablando el mismo idioma, compartiendo las mismas inquietudes, y abriendo nuestros corazones. Lo de presentar nuestro libro era lo de menos. No deja de ser una excusa para lo fundamental: romper las barreras del miedo al ridículo o a ser diferentes, y sintonizar en nuestras búsquedas compartidas de un mundo diferente para vivir. Y lo que iba a ser una breve presentación de apenas media hora se convirtió en una bonita conversación en grupo de casi una hora y media. Al finalizar hubo cola para comprarnos libros con dedicatoria, algo también inédito y sorprendente para nosotros.
Dicen que lo contrario de vivir es no arriesgarse. Cuando te arriesgas y te topas con el regalo de la VIDA en mayúsculas, el miedo se diluye y te conviertes en adicto a vivir. Y entonces surgen preciosas situaciones nunca experimentadas. Nos arriesgamos al empezar a escribir y nos alegramos. Nos arriesgamos al publicar el libro, y nos alegramos. Nos arriesgamos a dar la cara en los medios de comunicación, y nos alegramos.  Nos arriesgamos al contar nuestras vivencias en la charla del viernes, y nos alegramos mucho. E incluso cuando nos equivocamos, nos alegramos por el aprendizaje vivido. Este fin de semana estuvimos en una duna gigante con una pendiente de vértigo. ¿Arriesgarse a alguna torcedura a cambio de disfrutar como un niño? Sin duda.
Cuando uno se arriesga, el paso del tiempo parece rejuvenecer. El corazón rebosa gratitud. Y el encuentro de almas con personas desconocidas se vuelve habitual. Menudo regalo. Como para no arriesgarse...